Debido a las medidas de bloqueo y las tendencias de trabajo desde casa que han resultado de la pandemia del coronavirus, ha habido una mayor demanda global de redes privadas virtuales (VPN) que protegen los datos privados en línea y permiten el acceso completo a sitios web que de otro modo serían restringidos.

Pero, ¿qué tan efectivas son las VPN? ¿Qué riesgos plantean, si los hay?

Las VPN, como se mencionó anteriormente, prometen el anonimato al navegar por la web y aseguran que los datos de los usuarios estén a salvo de los proveedores de servicios de Internet, la vigilancia y los ataques maliciosos de los piratas informáticos.

Sin embargo, estas promesas solo siguen siendo promesas cuando se elige un proveedor de VPN que no sea muy efectivo en términos de privacidad y seguridad. Entre las filtraciones de datos, la piratería y los ataques maliciosos, muchos riesgos pueden surgir con el uso de una VPN que no es segura o que no respeta la privacidad de sus datos.

Las fugas de datos ocurren cuando un usuario usa VPN para ocultar su tráfico web y sus direcciones IP, pero estos datos aún se filtran. Una de las principales razones por las que puede ocurrir una fuga de datos es si la conexión VPN de un usuario se cae mientras la está usando, revelando así sus direcciones IP reales.

Para evitar esto, es aconsejable utilizar VPN’s que proporcionen una función “Kill Switch” automática que “mata” la conexión a Internet cuando la conexión VPN está inactiva. Una de esas VPN que aplica esta función es Pure VPN. Pure VPN tiene la función “Kill Switch” en Windows, Mac, Android y Linux.

Otro riesgo de usar VPN se relaciona con las políticas de privacidad y registro sospechosas que aplican algunas VPN. Una política de privacidad es una política que informará al usuario cuán privados serán sus datos y le asegurará que estos datos privados no serán distribuidos.

Una buena VPN debería hacer cumplir el 100% de privacidad cuando se trata de sus usuarios. Desafortunadamente, este no es el caso en la mayoría de las VPN’s. La mayoría de las veces, mientras que una política de marketing de VPN puede insistir en que la VPN ofrece una seguridad de primer nivel, la política de privacidad puede indicar lo contrario y, por ende, engañar al usuario. Por lo tanto, es recomendable leer detenidamente la política de privacidad de una VPN antes de instalarla.

Una política de registro es aquella que determina qué datos registrará la VPN. Por lo general, con una computadora que no usa VPN, todos los datos del usuario y su conexión se registran automáticamente en el ISP. Una VPN debería evitar esto, pero en el proceso, algunas VPN registran estos datos en sus servidores. Esto evita que los usuarios tengan control sobre su privacidad.

Afortunadamente, hay algunas VPN como Pure VPN que imponen una política de registro cero, que es lo que un usuario debe buscar cuando busca una VPN adecuada para instalar.

Las VPN’s con cifrados mal configurados también pueden provocar la interceptación de sus datos por parte de los ciberdelincuentes y agencias de vigilancia. Esto se puede hacer simplemente usando la fuerza bruta para descifrar el cifrado débil configurado para la VPN.

Una VPN confiable es aquella que utiliza fuertes medidas de cifrado y no teme compartir esta medida con sus usuarios. Uno de estos tipos de cifrado es el estándar de cifrado avanzado 256 (AES-256), que es prácticamente imposible de descifrar mediante la fuerza bruta. Pure VPN utiliza este cifrado para proteger a sus usuarios.

En pocas palabras, antes de instalar una VPN, siempre es recomendable leer sobre sus proveedores. Lea la política de privacidad, la política de registro y también algunas reseñas de otros usuarios que las han usado antes.

Tags:
About Author: admin