Curso de extensiones de pestañas presencial para aprender las mejores técnicas de colocación

Un excelente curso de extensiones de pestañas presencial es ideal para perfeccionar tus conocimientos y técnicas o, por supuesto, para aprender algo nuevo en caso de ser tu primera vez con este tipo de postizos. La formación con profesionales, ante todo, te ayudará a alcanzar un buen nivel profesional, si quieres ejercer de estilista de cosmética y belleza, maquillista, etc.

Es fundamental saber sobre consejos, recomendaciones y previsiones que se deberán tener a la hora de aplicar las extensiones de pestañas y después para mantenerlas bien. También es importante preguntar o aclarar dudas, así creas que no es necesario.

Tu instructor debe responder a todas esas incertidumbres, pues es primordial que tengas todo muy bien explicado. En este sentido, aquí te diremos qué precauciones y cuidados infalibles hay que saber e indicar a los clientes, ya que estamos hablando de una parte crítica del rostro, como son los ojos.

Principales cuidados a tener con las extensiones de pestañas

Extensiones de pestañas postizas
Extensiones de pestañas postizas

Sabemos muchos de sus ventajas, como el ahorro de tiempo y dinero en maquillaje, la durabilidad de las mismas, la eliminación del rizador; su uso sin complicaciones al entrar al agua en el mar o piscina sin dañarlas; levantarte y que sigas radiante. Pero, así como existen beneficios, de igual forma hay que cuidarlas. Y entre estas recomendaciones están:

  • Su duración y resistencia siempre dependerá del cuidado que tengas. Y siguiendo los consejos al pie de la letra, es seguro que podrás usarlas indefinidamente.
  • Evita colocar desmaquillantes, hidratantes o productos muy grasosos en tu rostro y ojos.
  • Al limpiar la cara no utilices agua caliente, ni coloques el chorro de la ducha directamente sobre el rostro.
  • No frotes bruscamente los párpados.
  • Mientras las tengas, no utilices ningún tipo de rizador o cualquier objeto para encresparlas, definitivamente las dañarás.
  • Si bien existen técnicas para pintarlas, se realizan con profesionales y se hace durante el proceso de su colocación. Por ello, no las maquilles ni las tintures.
  • Nunca las retires o desprendas tu misma. Esto también es primordial que lo realice un especialista, si lo haces es probable que dañes las naturales.
  • Cumple con el mantenimiento correspondiente. Si bien duran entre 3 a 4 meses, los retoques se deben hacer aproximadamente cada 15 días.
  • Al realizar el mantenimiento adecuado, se elimina la acumulación de grasa, residuos o exceso de células muertas. Además, evitas infecciones o cualquier tipo de alergias.
  • En caso de sufrir de algunas de las anteriores afecciones de manera crónica, sería la única contraindicación para no utilizarlas.
Fuente del vídeo: Uñas y estética
Tags:
About Author: redaccion_01