Es común que los gastos cotidianos dependan de la cantidad de dinero que entra y tendemos a acomodarnos a ello, de manera de llegar al fin del período de cobro sin apuros financieros. No obstante, en alguna ocasión puede surgir un gasto imprevisto y es entonces cuando nos gustaría tener préstamos 0 interés que nos ayuden a cubrirlo.

En estos casos, pensamos primero en la familia y luego en los amigos cercanos, y tratamos de no recurrir a las entidades bancarias o similares. Las organizaciones que prestan dinero tienen como finalidad multiplicar su capital, por lo cual, es impensable que exista alguien que haya decidido ayudarnos sin un exorbitante coste extra.

La buena noticia es que si lo hay. Y estas empresas internacionales, existen desde hace mucho tiempo; ya sea de apoyo a grupos de microempresarios en países deprimidos económicamente o para ayudar a la gente a salir de una coyuntura financiera. Y siempre podemos acudir a ellas a la hora de solventar ciertas urgencias.

Verificando unos pocos requisitos, nos depositan en nuestras cuentas el monto que solicitamos (en general, entre 50 y 1000 EUR) y esperan a que en un período corto de tiempo (máximo 30 días), devolvamos el préstamo recibido. Esto pudiera sonar como una apuesta perdida de antemano; pero la experiencia es que, a nivel mundial, la morosidad es mínima y en la práctica todos pagan; tanto que si es absolutamente necesario hasta existe la posibilidad de solicitar una prórroga.

Ahora sabiendo que una urgencia puede subsanarse acudiendo a una organización que ni siquiera sabíamos que existía, debemos considerar una catalogación sabia de esas emergencias. No se trata de adquirir un bien suntuario, darse un gusto o acostumbrarse a que pedir prestado sea la solución, sino que teniendo una sana administración del capital, tengamos en cuenta que podría ser una mejor opción antes que los entes financieros tradicionales, los familiares o las amistades.

Tags:
About Author: admin