Hay verdaderos lujos al alcance de cualquier economía y llevar algún artículo de piel como complemento es cada vez más un signo de distinción, elegancia y buen gusto. Si bien es cierto que no muchos años atrás este tipo de detalles en el vestir se estaban perdiendo, hoy día, y gracias al buen hacer de nuestros fabricantes-artesanos , de nuevo cobra fuerza acompañar nuestra indumentaria de un buen bolso de piel, un maletín , o un portatrajes.

Hasta firmas del lujo que han hecho de los materiales sintéticos estampados con su logo, la seña de identidad de su marca, están considerando seriamente la vuelta a la piel, a la de calidad que más o menos exótica, más o menos accesible convierten al portador de los artículos hechos con la misma una persona única, pues lleva consigo un objeto realizado con materiales de primera calidad y siguiendo una perfecta simbiosis entre técnicas artesanales con decenas de años de historia junto a los últimos avances tecnológicos.

Un lujo como decimos al alcance de cualquier economía media y al que no debemos renunciar, aunque suene frívolo en tiempos de crisis, pues además de adquirir artículos para toda la vida, que nos levantan la autoestima y que nos dan un signo de distinción, ayudamos a la creación de empleo en nuestro país.

Un lujo que puede venir respaldado por una marca mundialmente reconocida pero que no tiene por qué ser así siempre, cualquier producto hecho en España, hecho en pueblos como Ubrique y con certificado de autenticidad de la piel, se convierte en un lujo al alcance de casi todos.

Tags:
About Author: admin